Albert Cañigueral

¿Has podido repasar la prensa últimamente? Además de los temas relacionados con el referéndum y la independencia de Catalunya hay muchas otras noticias sorprendentes que hacen preguntarnos: ¿¡WTF!? (¿¡What’s the Future!?) ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Es esto normal? ¿Y a partir de ahora qué?

“Si algo hemos aprendido en las últimas décadas, es que lo imposible es más plausible de lo que parece”

La sociedad está cambiando a toda velocidad delante de nuestros ojos. Las nuevas tecnologías, con unos niveles de difusión prácticamente verticales, están cambiando nuestra forma de vivir y trabajar, descomponiendo algunas de las “certezas” sobre las que hemos construido nuestra sociedad en los últimos 150 años. Vamos muy rápido y nadie sabe hacia dónde vamos.

Nuestra habilidad para inventar nuevos productos y servicios sobrepasa de largo nuestra capacidad de “civilizarlos”. Tardamos varios años en llegar a un consenso social acerca de lo que significan estos inventos y qué hacer con ellos.

Este tsunami de innovaciones es el resultado de una conectividad global sin precedentes, la democratización radical de las herramientas de producción y unos costes de coordinación social y transacción económica que tienden a cero. Por ello muchas de estas innovaciones llegan y desarrollan usos imprevistos desde las periferias de la sociedad, de manera descentralizada y descoordinada.

Vivimos ya en una civilización en red de altísima complejidad. ¿Estamos preparados?

Todo es flujo. Nada es fijo. Nada está terminado. Este cambio interminable es el eje fundamental del mundo moderno. Dejemos de obsesionarnos en controlar y prever los acontecimientos. La ambigüedad y la incertidumbre no solo no van a desaparecer sino que van a aumentar.

Bienvenidos a los tiempos Postnormales: Complejidad, Caos y Contradicciones.

Sociedad en Beta

Para afrontar tiempos postnormales la mejor (¿tal vez única?) alternativa es diseñarse para el cambio y la adaptación constante. Lo mejor es ser inconcluso, imperfecto y pensarse en modo de “beta permamente”.

El concepto de “beta” nos llega del mundo del software. Son aquellas versiones del producto casi completas pero no 100% finales. Se lanzan en público, la comunidad de usuarios las testea, encuentra los agujeros, encuentra los fallos, se lanza una nueva versión beta revisada y el ciclo vuelve a empezar. El Gmail de Google estuvo en beta durante 5 años.

Y como dice Reid Hoffman, fundador de LinkedIN: “Never think of yourself as “finished”; otherwise you really will be finished.”

“Nunca pienses en ti mismo como “terminado”; de lo contrario estárás realmente terminado”. – Reid Hoffman

Para sobrevivir a tiempos postnormales necesitamos diseñarnos, pensarnos y ser una “Sociedad en Beta”. ¿Y eso cómo se hace? Nadie lo sabe. Solo aprenderemos todos juntos mediante experimentos, la prueba y el error, tomando riesgos inteligentes para ir prototipando nuevas soluciones en todos los ámbitos de la sociedad.

En el OuiShare Fest Barcelona 2017 vamos a contribuir a esta exploración de los impactos y retos de la “sociedad en beta” focalizandonos en 4 líneas principales:

  • Sociedad en transición
    • Muchos de los pilares y “certezas” sobre las que hemos construido nuestra sociedad en los últimos 150 años están desapareciendo delante de nuestros ojos. ¿Cómo acompañar todas estas transiciones sin derrumbarnos como sociedad?
    • La escala mínima de intervención va mucho más allá de lo que puede conseguir una persona sola ¿cómo movemos el centro del relato del “yo” al “nosotros”? ¿Del individuo a las colectividades? ¿Qué significa esto para los emprendedores? ¿Y para la política y los políticos? ¿Y para la participación ciudadana?
    • En una sociedad tan altamente interconectada dejemos de lado los silos estancos ¿cómo mezclar perfiles técnicos y perfiles humanísticos en las organizaciones? ¿Cómo aplicamos el Systems Thinking en todos nuestros análisis?
    • ¿Qué normas de convivencia tendremos que desarrollar para que humanos, cyborgs y robots coexistan sin problemas? ¿Revisamos los derechos y deberes de cada categoría?
    • Las naciones se pelean, las ciudades se conectan y cooperan ¿cómo dejamos atrás el caduco concepto de Estado-Nación y desarrollamos todo el potencial de las Ciudades-Nación y sus áreas metropolitanas?

 

  • Vida consciente
    • La gente está luchando por encontrar nuevas formas de ser y estar en el mundo postnormal. ¿Cómo podemos acompañar a las personas para comprender y ser capaces de desarrollarse en esta nueva realidad?
    • Lidiar con la imprevisibilidad requiere desarrollar lo que algunos psicólogos llaman una “mente auto-transformadora”. Aprenderemos, entre todos, cómo hacerlo.
    • Cuando la tecnología hace que nuestro trabajo sea obsoleto, ¿qué nos mantendrá ocupados a lo largo del día? ¿Estás listos para ser parte de “la clase inútil”? ¿Cómo buscar un nuevo propósito personal fuera del trabajo?
    • ¿Cómo aprender a abrazar las contradicciones y los errores que una “sociedad en beta” comporta?

Tú tienes mucho que decir. Te esperamos!

Como nos dice Tim O’Reilly: “El curso de las cosas no es inevitable, nosotros damos forma al futuro. Hemos construido estas nuevas herramientas y es nuestra responsabilidad y nuestro deber usarlas correctamente”.

El futuro de la innovación social requiere de una intencionalidad radical. Debemos cuestionar los paradigmas en los que crecimos y no dar por sentada ninguna de las certezas que creemos nos rodean. Basta de dogmas. Basta de nostalgias.

“El futuro de la innovación social requiere de una intencionalidad radical”

Sería triste y una derrota para el mundo aceptar que el pensamiento actual acerca de la organización social representa la última evolución de la especie humana. Debemos dejar atrás los fantasmas del pasado para tener la libertad de hacer lo que los humanos hacemos mejor: innovar.

Nuestra cultura está dominada por la lógica capitalista y los sistemas centralizados hasta tal punto que lo hemos asumido de manera instintiva como “lo natural” o “lo normal”. Cuestionar ciertos dogmas económicos y organizativos va a producir reacciones viscerales, puede parecer incluso que estamos atacando el sentido común e incluso nuestras propias identidades personales. No va a ser un camino cómodo.

La narrativa de la “Sociedad en Beta” pasa por dejar de optimizar solo para el capital y pasar a optimizar para la vida de las personas y la sostenibilidad planeta. Esta debe ser la brújula que guíe nuestras decisiones sobre la tecnología, sus consecuencias y sobre su influencia en la sociedad. Recordemos que la tecnología hace aquello que la gente decide que haga.

“La tecnología hace aquello que la gente decide que haga”

Y este camino, este cambio de narrativa dominante, no se consigue con parches y ajustes cosméticos. ¡Habrá que pensar en grande! ¡A lo loco, incluso! ¡Con decisiones de política pública de mucho calado! ¡Cuidando de no dejarnos a nadie por el camino!

Seguro que todo esto os suena radical, utópico o incluso distópico, pero no lo es. Muchos de los líderes actuales nos dirán que estos cambios no son posibles, pero lo que es verdaderamente imposible es seguir con el status quo actual. ¿Queremos seguir aumentando las desigualdades? ¿Queremos seguir destruyendo el planeta? ¿Queremos implosionar?

En la “Sociedad en Beta” no vale ser espectador y delegar la responsabilidad en otros. Al contrario, tú eres partícipe. Tú eres protagonista.

Identificar y visualizar de manera colectiva los futuros deseables son los primeros pasos para explorar estrategias que nos permitan avanzar hacia ellos mediante protopías. Esto es lo que haremos los próximos 15,16 y 17 de noviembre en el OuiShare Fest Barcelona.

Nadie tiene las respuestas, pero todos tenemos la responsabilidad! No faltes!

 

COMPRA TU TICKET

15-17 NOVIEMBRE